martes, septiembre 13, 2005

Martes y 13 de Julio

CUADERNO DE BITÁCORA DE LA CIUDAD INVISIBLE.
[Ráfaga]
Imagino un atasco vivamente. Caótico a la vista y al oído. Como un ruido en la mente en el cual voy entrando hasta que doy contigo. Y entonces tú levantas la mirada. Ahora. Como saliendo de un sueño... Meciéndote en un canto de ballenas... Algo llama tu atención y miras por la ventanilla... La vastedad de la Procelosa Mar de las Ondas Hertzianas se extiende ante tus ojos. Y recuerdas al fin que has naufragado. Que vas a la deriva. Que no posees ni tus propios pasos...
[Ráfaga]
Entonces aparece este navío errante cubierto de vapores, como exige el misterio... Tan difuso como sus tripulantes, tan vago como una palabra suelta que se escucha al pasar... y antes de que puedas darte cuenta de que está ahí, a tu alcance, ya estás en la cubierta, navegando. Atravesando el éter del sonido durante un tiempo que unas veces es un rato; otras un santiamén, o una eternidad... Lo cierto es que no te importa, porque sientes la vida que hay ahí fuera... sabes que siempre surcas nuevas aguas, mundos inexplorados que se abren ante ti por vez primera y en los que aún es posible descubrir algún placer secreto, una quimera que se desvanece después de acariciarla... Al saberlo todo tiene sentido, y vuelves al camino entre un estruendo de olas que acaba por sonar, distorsionado, en la marea incierta de un atasco... pero ahora estás alerta. Pues tienes la esperanza de encontrar, desde tu propia nave, otra errática balsa cargada de utopías que han de ser rescatadas... Continuará...
[Ráfaga]
Digo continuará porque eso pasa. Aunque no es nada. Tan sólo una de las breves historias que suelo proyectar sobre la densa niebla... Ensoñaciones de vigía miope. Como esa otra tan corta que, a través de los rostros de una tripulación estupefacta, nos muestra en cine mudo la llegada a las dársenas amables de la Ciudad Invisible.

CONTROL.- FUNDE SINTONIA CON CUÑA



Podría decir: surcaremos hoy el corto espacio que hay entre la vida y la muerte. Pero no va a ser tan dramático como pinta... en realidad vamos a visitar el festival de cortometrajes Mecal Dosmilcinco, que celebra en Barcelona su 8ª edición. Pasaremos también por el festival Pura Vida, que tomará la calle Fuencarral de Madrid el próximo sábado 17. Por último trataremos de conocer un poco más a Pier Paolo Pasolini, asesinado en Ostia en 1975, a través de la exposición Palabra de Corsario, que se podrá ver a partir del próximo día 15 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Lo dicho, el corto espacio entre la vida y la muerte esta tarde en la Ciudad Invisible.

2 comentarios:

  1. ¡Feliz día de internet!

    A ver esa actualización :)


    Saludetes.

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    me ha gustado el post, esucho a menudo los primeros minutos del programa de camino a casa y tengo que admitir que es una fabulosa manera de terminar la jornada. Relajado.

    Solo quisiera saber cua´l es la música que sirve de sintonía (la que empieza con el solo de guitarra). Sé que el tema que se oye de fondo durante el monolog inicial es de Morcheeba (del Big Calm o Who Can You Trust, no estoy seguro), pero me gustaría saber los datos del otro.

    Saludos!

    ResponderEliminar